martes, mayo 03, 2011

Largo e interminable abril

Vicente Herrera Márquez

Y se fue abril...
y mayo también.
Y se fue el otoño.
Y se fue el invierno buscando primavera
dejando atrás el frío esperando que volvieras.

No son sólo meses y estaciones que se han ido.
Se está yendo el tiempo del tiempo que me queda.
Se está yendo la vida entre las rendijas de la espera.
También se va tu risa, se va tu llanto, se va tu canto.
¿Que queda? Nada queda, solo ecos, solo huellas
en el sendero que el tiempo va borrando.

Cambié el cristal que estaba roto en la ventana,
colgué los cuadros que estaban arrumbados,
borré páginas de versos inconclusos sin sentido,
archivé aquellas tuyas que tenían un te quiero,
y guardé las sabanas que atraparon tu perfume
esperando que pasara el largo abril.

Y mientras, sin saber si es verano, abril o primavera
lloro y grito tu ausencia a las paredes insensibles,
pregunto con rabia a tu rostro atrapado en el retrato
esperando como niño una respuesta,
esperando como enamorado una mentira
y como hombre herido esperando la verdad.

2 comentarios:

SUSURU dijo...

un poema único, desgarrador, intenso, sensible, Un grito esperando respuesta.
abrazos

Abzurdah Zenizientah © dijo...

Hermosa poesia, y es que aveces la vida pasa y la espera nunca termina. Siempre esperamos algo mas, llega a nosotros algo que esperamos y una nueva espera llega a nuestros corazones. Aunque a veces siento que esas esperas son las que le dan sentido a la vida, por que sin ellas y si no tuvieramos dia tras dia algo que buscas y por lo que luchar para que viviriamos. Yo quiero vivir en la espera aunque esa espera jamas me lleve a nada, ni consiga lo que ande buscando. Porque no habre vivido e vano, porque tuve una razon por la que vivir, un sueño que realizar y una razon para soñar.

Hermoso poema!!! y hermoso blog... aqui te dejo un saludo afectuoso y mi blog http://abzurdahzenizientah.blogspot.com/ y un beso y un abrazo... <3