miércoles, mayo 16, 2007

Hijo de Antares y el Sol

Vicente Herrera Márquez

No te enamores de mí,

no soy el hito final de tu destino,
ni tampoco el arquetipo de amante que deseas,
no podría ser el príncipe de tu cuento de colores,
ni siquiera acompañante por los caminos de la vida.
No creo en religiones, ni en milagros, menos en destinos,
para mi los dioses son leyendas y sus concubinas, las diosas.

No soy pecado, ni capricho, tampoco soy bocado.
Soy un simple extraterrestre engendrado en el espacio,
después de una loca conjunción de Antares con el Sol,
en una orgía de galaxias en los confines del Big Bang.
Fui traído como germen a la tierra en un meteoro,
cuando humanos en orgía de sangre se peleaban,
se mataban para saber quien era mas fuerte o el mejor.

Fui germen repartido por la tierra en minúsculas partículas
e inyectado en racimos de ovarios de mujeres germinales,
y en gónadas urgidas de hombres con esperma acelerada.
Soy uno de unos pocos repartidos al azar en el planeta,
y no se si me controlan, soy libre o un engendro prisionero,
que llegado el momento de las cuentas, antes de morir deba partir,
a rendir mis andanzas por el mundo y quizás, saber de que serví.

1 comentario:

Freyja dijo...

eres un hombre que siente la vida, que ha ganado y perdido
que tiene historia y un alma bella
que no crees en muchas cosas pero sabes adornar tu vida de letras que logran versos que llegan al alma
el espacio es infinito y el tiempo no para, eres libre como el viento y a la vez atrapo en el mismo viento
el dia que tengas que dar cuenta, estaras en paz contigo mismo
hermoso, me gusto mucho
besitos



besos y sueños