jueves, diciembre 30, 2010

Partidas, distancias y caminos

Vicente Herrera Márquez

Las partidas son bandadas de pañuelos,
en el viento, agitando despedidas.
Son boletos de ida con fecha conocida
que no llevan impreso el minuto del regreso.
Son vivencias, sensaciones, arraigos, desarraigos
y a veces huidas sigilosas,
que se escriben con letras indelebles
en la bitácora que registra nuestros actos.

Las distancias del espacio son pasajes,
que se guardan en bolsillos olvidados.
Son estaciones que van quedando atrás,
unidas por un hilo delgado de memoria.
Son infinitas y se alargan tanto
como duren los latidos del finito ser en su existir.
Son tiempos desechados, praderas arrasadas,
bosques talados y huertos cultivados.

Los caminos son arterias que entramados
cubren el cuerpo sinuoso del espacio.
Son un viaje por carriles ignorados,
tendidos al arbitrio sin sentido del destino.
Son travesías de valles y desiertos
que esperan el hollar y pasar de nuestros pasos.
Son una maraña de rumbos que se cruzan
y entrelazan como tela de una araña.

Las partidas, las distancias, los caminos,
son porciones de la torta de la vida.
Son cantidades abstractas que no aceptan
lógica, razón ni factores matemáticos.
Simplemente son instancias,
accidentes, casualidades o simples consecuencias.
Son ilusiones, esperanzas, mitos, creencias,
promesas, realidades y mentiras.

2 comentarios:

SUSURU dijo...

Me encantó amigo!!!
Espero estés bien, hacía mucho que no tenía noticias tuyas.

Abrazo desde Buenos Aires

Tara-aoishodou dijo...

un vez que se toma el camino de partida el ideal es no volver a tras con una lagrima en los ojos *-* lindo poema felicidades :D!