sábado, julio 07, 2007

Lidia de amor

Vicente Herrera Márquez

Con sábanas rojas me incitas torera,
no hay traje de luces, luces en encaje negro.
La montera es un velo y la capa es espuma.
Me tientas a seguirte en la arena que es cama
mientras me despojas de ropa y temores.

La noche es un ruedo con cientos de caras,
que ansiosas esperan en verónicas vernos.
Pero el tiempo que pasa las va transformando,
de rostros, a miles de rosas que rojas nos miran,
en esta lidia de amor, sin muleta ni espada.

No hay banderillas, tan solo caricias,
que animan y encienden las horas que corren.
No hay bocas que griten ni oles que animen,
solo se escuchan susurros pausados que dicen te amo.
La lidia con toros y arena en el ruedo debiera prohibirse,
pero no la nuestra torera, dame una estocada de amor.

2 comentarios:

aceituna verde dijo...

Una arena llena de erotismo y pasión... sutilmente sugerente...delicado y fuerte...intenso y profundo...digno de releer.

gracias por mirarme, alli entre Ahumada y moneda... y por volar hacia mi humilde espacio.
besos alados

sombras dijo...

logras atraparla con tu encanto
kiss