lunes, julio 02, 2007

La prisa y la calma

Vicente Herrera Márquez

Eres la audacia que emprende caminos
y logras al destino imprimirle tu ritmo.
Pero también eres el sosiego y la calma
que permite pavimentar firme el camino.
Me atrevo a correr con locura a tu lado,
pero allí estas tú, en el momento preciso,
poniendo la coma a mi oración apurada
o enfriando de mi verso el verbo impaciente.
Detienes mis manos cuando ellas se apuran
y guardas espacios en el baúl de los deseos.
Sabes escribir pausas en mi loco pentagrama,
en los momentos que desborda mi ansiedad.
Llamas al orden a mi boca impertinente,
aunque la tuya desespere por mis besos.
Reprimes en tus labios las letras de un: Te quiero,
pero aceptas y sonríes cuando digo: Yo te quiero.
Escondes con temor las caricias de tus manos,
mientras las mías se deslizan temerosas por tu piel.
Alejas sutilmente la llegada del momento del placer,
y me dejas divagando en los colores del satín.
Siendo la dueña del dominio que habitamos,
teniendo en tus manos las llaves de las puertas
y habiendo escrito el decálogo que ordena,
eres tu la que viene , la que llega y la que va,
yo aunque apure se que tengo que esperar
a que tu audacia venza los fantasmas del temor.

5 comentarios:

sombras dijo...

señor apuron no niego que tengo miedo
miedo a desfraudarte a todos esos sueños tuyos
pero mañana estare contigo
kiss

sombras dijo...

prisa y calma son buena mezcla
kiss

verena sanchez doering dijo...

si ella es audaz y a la vez es la calma, es lo que necesitas a todos esos impulsos que a veces nos hacen equivocarnos por apurar las situaciones o la vida
pero la mezcla de la prisa y la calma como dice sombras es una magnifica mezcla
mil besitos

Freyja dijo...

si hay amor que importa la mezcla de la prisa y la calma, el amor todo lo logra
abrazos

Freyja dijo...

besos y sueños